Fondos europeos de recuperación: en qué punto está España y cuáles son los próximos pasos

1 month ago 15

Los fondos europeos de recuperación, bautizados como Next Generation UE, suponen un hito sin precedentes. Para dotarlos, se ha autorizado a la Comisión Europea (CE) a emitir deuda, algo que no había ocurrido antes y que, de hecho, aún no ha comenzado a hacerse. El Gobierno de España presentó el lunes 18 de enero su propuesta de reformas para uno de los proyectos más importantes, el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), aunque el plazo se extiende hasta abril. La Comisión evaluará los planes en un plazo de dos meses desde su presentación.

Una vez completado este proceso, España y el resto de Estados miembros podrán acceder a una prefinanciación de los fondos del 13%, según el reglamento acordado. Eso, si cumplen las condiciones fijadas que la CE ha fijado para cada país. No hay fechas establecidas. El dinero llegará, pero aún no se sabe cuándo.

Del fondo total de 750.000 millones de euros, a España le corresponden unos 140.000, según anunció el presidente del Gobierno en julio, aunque la cantidad exacta aún no está definida y va a depender de muchos factores, entre ellos superar los exámenes de la UE.

La distribución entre regiones

Del citado Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) corresponde a España 59.168 millones, el 70% entre 2021 y 2022 y el 30% restante en 2023. Pero este no es el único instrumento del Next Generation UE. Otro de los más importantes, aunque más pequeño, es la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión de los Territorios de Europa, REACT-EU, que el Gobierno ha empezado ya a repartir entre las distintas regiones. 

De este corresponde a nuestro país unos 10.898 millones, según lo acordado en diciembre en Bruselas. El pago será así: unos 8.000 este año y el resto en 2022, explica a Newtral.es el Ministerio de Hacienda.

Los criterios para recibir esta cuantía son diferentes a los del MRR: la UE evaluará a posteriori si el dinero se ha utilizado para los fines acordados, comentan desde la cartera de María Jesús Montero. La Comisión Europea aclara además que los programas y el contenido de REACT-EU aún se están debatiendo en Bruselas entre los países y los servicios de la Comisión.

Mientras tanto, el Ejecutivo adelantará  liquidez para que las comunidades autónomas inicien ya sus proyectos de recuperación, aunque Hacienda no ha precisado cuánto. La titular de Hacienda, María Jesús Montero, anunció, a tres días de terminar el 2020, cómo había establecido el Gobierno el reparto de una gran parte de ese monto: 10.000 millones de euros.

Los criterios que ha seguido el Ejecutivo han sido puestos en entredicho desde el primer momento. Formaciones como el Partido Popular exigen al Gobierno de coalición transparencia en los datos, tanto en el reparto a las comunidades autónomas, como en el que se ha hecho para los ministerios a través de los Presupuestos Generales del Estado 2021. Ciudadanos también se ha sumado a esta queja.

REACT-EU: Criterios de reparto

Montero ha especificado que el reparto que el Ejecutivo de Sánchez ha utilizado para distribuir este dinero “seguía el modelo y los criterios de distribución utilizados por la UE con sus Estados miembros”. Según indicó, se basa en indicadores “objetivos” que miden el impacto de la pandemia en la riqueza de cada comunidad autónoma (seis novenos del total), el desempleo (dos novenos del total) y el desempleo juvenil (un noveno del total). Pero no ha publicado los indicadores específicos que han dado lugar a estos cálculos.

Lo mismo ha explicado la ministra de Economía, Nadia Calviño, en diferentes entrevistas desde el inicio del año. El 7 de enero dijo en COPE que el REACT-EU tiene “una estructura más clásica” y que para distribuirlo “se han seguido los mismos criterios que ha utilizado la Comisión para repartir los fondos entre los distintos países: la caída del PIB, el desempleo y el desempleo juvenil”.

Dado que su objetivo específico es compensar el impacto económico de la pandemia a corto plazo, en el caso de REACT-EU, los fondos se asignan en Europa en función de la gravedad de las repercusiones socioeconómicas de la crisis, incluido el nivel de desempleo juvenil, y la prosperidad relativa de los Estados miembros, según especifica la Comisión, que sí aporta datos acerca de cómo determina estas asignaciones. De igual forma, para el MRR, el reparto tendrá en cuenta la población, el PIB per cápita y el desempleo en cada país miembro.

Aún así, Bruselas no ha especificado a los Estados miembros que los criterios de reparto del dinero procedente de REACT-EU tengan que ser los mismos. Los países tienen libertad para determinar los suyos propios. La Comisión Europea ha publicado orientaciones para que los estos preparen y presenten sus planes de recuperación y resiliencia, pero no ha dado indicaciones sobre la forma en la que deben organizar sus estructuras políticas internas para administrar la parte que le corresponda a cada uno, según indica a Newtral.es la propia Comisión Europea.

MRR: Condiciones “más serias” para España

Pero volvamos al fondo más grande: el de Recuperación y Resiliencia (MRR). La Comisión ha elaborado unos requisitos específicos para cada país, que después han sido aprobados por el Consejo Europeo. Estos serán los que Bruselas tenga a la vista para entregar el dinero.

Según explica Ferran Brunet, profesor de Economía Europea de la Universidad Autónoma de Barcelona, “las condiciones para España son en relación a temas de reformas estructurales, más serias y más importantes que las que hay para países como Alemania, Holanda o Finlandia”. Por este motivo, Brunet considera que podemos entrar en una dinámica de “tira y afloja” entre la Comisión y el Gobierno de España. “Según como vaya el Gobierno de España, los países virtuosos tendrán más capacidad de parar el envío de dinero a España y al revés”, explica.

En concreto, la Comisión Europea recomienda a España, entre otras cosas, aplicar políticas fiscales “encaminadas a lograr posiciones fiscales prudentes a mediano plazo y garantizar la sostenibilidad de la deuda”, fortalecer la capacidad del sistema sanitario, preservar la sostenibilidad del sistema de pensiones, así como fortalecer la fiscalidad y marcos de contratación pública y mejorar la coordinación entre diferentes niveles de gobierno.

Sobre políticas de empleo, piden fomentar los contratos indefinidos simplificando los incentivos de contratación, mejorar el apoyo a las familias y abordar las brechas en el desempleo nacional. También recomiendan incluir en sus planes medidas para reducir el abandono escolar prematuro y mejorar los resultados educativos, teniendo en cuenta las disparidades regionales.

En cuanto a políticas estructurales, piden a España acciones que fomenten la innovación, la eficiencia energética, la mejora de la infraestructura de transporte de mercancías por ferrocarril y la ampliación de la interconexión energética, teniendo en cuenta las disparidades regionales. Así como mejorar la eficacia de las políticas que apoyan la investigación y la innovación.

Pero ¿pueden los países miembros posponer las reformas que les pide Bruselas o tienen que hacerlas todas al mismo tiempo para poder recibir el fondo? Según Ferrán Brunet, “pueden optar por decir ‘sí’, y después no hacerlas”. “Pero los negociadores de la Comisión Europea lo saben y probablemente las reformas y el otorgamiento de dinero estará condicionado a un calendario”, explica.

España preveía anticipar el dinero

En definitiva, el dinero de los fondos aún tardará en llegar, y es muy posible que haya retrasos. “Entre otras cosas, porque la Comisión Europea no tiene ese dinero”, aclara Ferrán Brunet. Pero también porque Bruselas exigirá que los planes y proyectos cumplan los objetivos marcados por la Unión. Aunque es algo que se sabe desde el principio. 

Según indica el Ministerio de Economía a Newtral.es, España había “previsto” anticipar este dinero “llegado el caso”. “Estaba señalado que se acomodarían las necesidades de financiación del ejercicio a la llegada de esos fondos”, indican desde el departamento de prensa. De hecho, así se expresó en la Estrategia de Financiación del Tesoro Público para 2021.

Fuentes

Prensa de Comisión EuropeaPrensa del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación DigitalPrensa del Ministerio de HaciendaFerrán Bonet, profesor de Economía Europea de la Universidad Autónoma de BarcelonaConsejo Europeo. Reunión extraordinaria del Consejo Europeo (17, 18, 19, 20 y21 de julio de 2020)Consejo Europeo. Recovery and Resilience Facility: Council presidency and Parliament reach provisional agreementComisión Europea. Recovery and Resilience Facility – Grants allocation per Member StateComisión Europea. Allocations under REACT-EU for 2021 per Member StateComisión Europea. Presupuesto de la UE para la recuperación: preguntas y respuestas sobre REACT-EUComisión Europea. Commission staff working document. Guidance to member states. Recovery and resilience plans.Tesoro Público. Estrategia de financiación 2021
Read Entire Article