Los letrados de la Administración de Justicia volverán a la huelga si no suben sus retribuciones

2 months ago 20

huelga letrados justicia

Los letrados de la Administración de Justicia volverán a la huelga la próxima semana si no consiguen llegar a un acuerdo antes. Tras dos días de paros consecutivos, el 29 y el 30 de noviembre, los técnicos de justicia reactivarán los paros los días 14 y 15 de diciembre y mantendrán una huelga indefinida a partir de enero si no alcanzan un acuerdo con el Ministerio de Justicia. Reclaman, entre otras exigencias, una adecuación salarial que equipare su salario con el 75% del sueldo de jueces y fiscales, como señalan en un comunicado.

Para conseguirlo, ofrecen a Justicia dos fórmulas: asimilar su régimen retributivo al sistema de grupos de población con el que ya cuenta el resto de funcionarios de su categoría (el cuerpo más alto, el A1) o establecer una “cláusula de enganche” al régimen retributivo de las carreras judicial y fiscal vía enmienda al Proyecto de Ley de Eficiencia Organizativa

Según los datos del Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia (CNLAJ), una de las principales organizaciones que convocan los paros, más del 75% de los letrados secundaron la huelga en todo el país a finales de noviembre, lo que supuso la suspensión de más de 10.000 juicios y vistas. Las cifras que comparte con Newtral.es el Ministerio de Justicia son mucho menores: el organismo señala que poco más del 31% de los letrados se sumaron al paro los días 29 y 30 de noviembre. 

Más de una década de tensión entre entre el Ministerio de Justicia y los letrados

El Ministerio de Justicia define a los letrados de la Administración de Justicia, los antes llamados secretarios judiciales, como funcionarios públicos que constituyen un Cuerpo Superior Jurídico. Los funcionarios de este cuerpo pertenecen al subgrupo A1, por tanto, ostentan la mayor responsabilidad y los rangos salariales más altos, regulados en los presupuestos generales del Estado de forma anual. 

Las funciones de los letrados son de carácter técnico: se encargan de ordenar e impulsar el proceso judicial. Son responsables, entre otras cosas, de la documentación, de formar los autos y expedientes para dejar constancia de las resoluciones que dictan los jueces y magistrados, y de tareas de organización, gestión e inspección.

Precisamente, las funciones de los letrados son el origen del conflicto. En el año 2009 se reformaron las leyes procesales con el fin de agilizar el trabajo judicial. Para ello, el Gobierno decidió que muchas de las tareas que realizaban los jueces pasaran a ser responsabilidad de los letrados. “La razón de este cambio era conseguir descongestionar la justicia al centrar el trabajo de los jueces en celebrar juicios y dictar sentencias”, explica a Newtral.es Juan Ávila, portavoz de la Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia (UPSJ), otra de las organizaciones que secunda la huelga.

En la práctica, este cambio sumó nuevas tareas para los letrados, que pasaron a tramitar los procedimientos (presentar demandas, aceptar procedimientos a trámite, emplazar, contestar, subsanar, llamar a un tercero…) y ejecutar sentencias (incluida la tramitación de los recursos de apelación, por ejemplo). “Responsabilidades todas ellas judiciales o cuasi judiciales”, apunta Ernesto Casado, presidente de la CNLAJ.

“El Ministerio [de Justicia], con su reforma, nos cargó con más trabajo que no vino acompañado de más salario”, indica Ávila. Un extremo que las asociaciones de letrados no reclamaron en ese momento, como también recuerda Casado. “Era época de crisis financiera, consideramos que no era el momento. Además, el Gobierno se comprometió a adecuar la retribución de los letrados a sus nuevas funciones cuando remitiera la crisis, lo que a las asociaciones nos pareció lógico”, indica a Newtral.es.

2021, comienzan los conflictos laborales

Los presupuestos generales de 2021 fueron el primer documento en el que el Gobierno dejó constancia por escrito de su intención de incrementar las retribuciones de los letrados, 12 años después de sumar más tareas a sus funciones. En el proceso de negociación de esta cuantía se desencadenó el primer cisma entre los técnicos judiciales y el Gobierno. 

El Ministerio de Justicia negoció con los sindicatos generalistas y sin la intervención de ninguna de las asociaciones de letrados un aumento salarial de 195 euros al mes “en relación a las nuevas funciones”.

Las asociaciones de letrados de Justicia que convocan la huelga no solo consideraron este incremento de “irrisorio”, también tacharon el acuerdo de “vergonzoso” por no incluirles en el proceso de negociación. “Los letrados estamos organizados en asociaciones, no en sindicatos, por tanto no tiene sentido que nos representen en la negociación con el Ministerio”, indica Ávila. De esta forma, las asociaciones de letrados anunciaron las primeras huelgas que se llevaron a cabo en enero de 2022.

Llega el primer acuerdo entre Justicia y los letrados aunque no se concreta

En abril de este año, el Ministerio se sentó a negociar la fórmula de la adecuación salarial de los letrados a través de dos caminos: la cláusula de enganche o la reducción de los grupos de población. 

El primer camino consiste en “enganchar” las remuneraciones de los letrados a las de los fiscales y jueces. Esto es, aumentar el sueldo de los técnicos de justicia “vinculándolo proporcionalmente al de la carrera judicial” vía enmienda al Proyecto de Ley de Eficiencia Organizativa. Los letrados piden que ese porcentaje sea el 85% y el Ministerio lo ha reducido al 75%. Actualmente, cada colectivo de trabajadores cobra según su decreto de retribuciones que no están vinculados.

El segundo camino para resolver el conflicto, propuesto por el Colegio, es reducir los grupos de población de cinco a tres. Actualmente los letrados cobran según las poblaciones a las que sirven y, a diferencia de otros funcionarios de Justicia de la misma categoría, en lugar de tres tienen cinco grupos (desde grandes urbes hasta pueblos pequeños). “De esta forma, los que cobran menos por estar destinados en pequeños núcleos urbanos, pasarían a cobrar más”, indica Casado. En cualquier caso, ambos caminos llegan al mismo resultado: adecuar las retribuciones de los técnicos judiciales a sus funciones. 

Las asociaciones de letrados que convocan la huelga denuncian que el Ministerio de Justicia aún no ha presentado una propuesta concreta. Según el comunicado que ha compartido el organismo público con Newtral.es, el Ministerio “ha cumplido” con las obligaciones presupuestarias con los letrados y “solo queda pendiente la revisión del sistema de productividad y el complemento de la carrera profesional”. Sin embargo, no reconocen las exigencias de los letrados de reducir los grupos de población ni la cláusula de enganche.

Fuentes

Ernesto Casado, presidente del Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia

Juan Ávila, de la Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia

Ministerio de Justicia

Read Entire Article