Preguntas y respuestas | Cuáles son los indicadores que determinan los distintos niveles de riesgo por coronavirus en España

1 week ago 10

indicadores riesgo España

El Ministerio de Sanidad comunicó el pasado lunes que la incidencia acumulada a 14 días en el conjunto de España presenta una media de 252,19 casos por 100.000 habitantes, lo que significa 42,53 casos menos que el viernes (294,72). Esta cifra, uno de los indicadores de riesgo de covid en España, coloca a nuestro país al borde de abandonar el riesgo “muy alto” por incidencia, cifrado en 250 casos.

[Sanidad notifica 535 muertes por COVID-19 desde el viernes] 

¿Qué son los indicadores para valorar el riesgo por coronavirus en España? 

Tal y como establece el documento de actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19, se han establecido a nivel nacional y por territorios una serie de indicadores con el fin de evaluar el riesgo por incidencia por coronavirus. El objetivo de los mismos es determinar en qué escenario se encuentra el territorio evaluado y afrontar procesos de desescalada en la intensidad de las medidas cuando la evolución de los indicadores así lo posibilite. 

En dicha evaluación se tienen en cuenta indicadores como la situación epidemiológica, la capacidad asistencial o las características y vulnerabilidad de la población, entre otros. 

Asimismo, Sanidad puntualiza que es importante “recalcar” que “ningún indicador por sí solo es capaz de dar una visión completa de la situación epidemiológica”, en referencia a estos escenarios. 

¿Cuáles son los distintos indicadores de riesgo? ¿Y su gravedad? 

Sanidad ha establecido diferentes grados de gravedad en base a diferentes indicadores pero el que se sigue hasta el momento, y que está en línea con el que adopta también el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC), es la incidencia acumulada a 14 días. Esto es, casos confirmados en 14 días por cada 100.000 habitantes. 

Siguiendo ese asquema, un umbral de incidencia acumulada en 14 días de 25 casos por 100.000 habitantes para considerar que el riesgo comienza a incrementarse, y un límite superior de 150 para considerar que el riesgo es muy elevado. Además, una incidencia superior a 250 por 100.000 habitantes indica un riesgo extremo, lo que precisa acciones adicionales porque significa que las implementadas con incidencias de más de 150 no han logrado controlar la transmisión.

Es decir, los rangos quedarían de la siguiente forma: 

Mayor o igual a 25 casos de incidencia acumulada es lo ideal y se califica como nueva normalidad. Mayor de 25 y hasta 50 casos de incidencia acumulada es un riesgo bajo. Mayor de 50 y hasta 150 casos de incidencia acumulada es un riesgo medio.  Mayor de 150 a hasta 250 casos de incidencia acumulada es un riesgo alto. Mayor de 250 casos de incidencia acumulada es un riesgo muy alto. 

Del mismo modo, también se han adoptado las recomendaciones del Consejo Europeo por las se ha establecido en 4% el límite de positividad de las pruebas diagnósticas a partir del cual el riesgo de transmisión se ve incrementado. En cuanto a la trazabilidad, la OMS ha publicado que al menos un 80% de los casos deben estar correctamente trazados para alcanzar una situación epidemiológica controlada. 

¿En qué situación se encuentra España? ¿Y las CCAA? 

Durante la semana del 15 al 19 de febrero, España comenzó el lunes con una IA de 416,91, lo que implica un riesgo muy alto. Sin embargo, esos datos fueron bajando a medida que avanzaba la semana para colocarse el viernes 19 de febrero en 294,72. El pasado lunes 22 de febrero, la IA se cayó en 42,53 puntos, hasta los 252,19 casos. 

Es decir, con 252,19 casos, el país se encuentra al borde de bajar al riesgo “alto” por coronavirus y abandonar el “muy alto”, en el que se encontraba desde principios de año debido a la tercera ola que azotaba al panorama nacional. 

Además, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, afirmó ese mismo lunes que ya hay 11 comunidades autónomas que están por debajo de los 250 casos”, lo que confirma según Simón, la tendencia descendiente que se viene observando en las últimas semanas. 

En este sentido, Sanidad explica también que además de los indicadores planteados en relación a la IA, se debe hacer una valoración individualizada de la situación del territorio evaluado y tener en cuenta otros posibles indicadores, incluidos los cualitativos y los referentes a equidad en salud y vulnerabilidad social. Todo ello para poder determinar con mayor exactitud el nivel de riesgo de un territorio. Los indicadores, además, deben interpretarse siempre de forma dinámica, teniendo muy en cuenta tanto la tendencia como la velocidad de cambio. 

¿Qué otros indicadores existen y bajo qué criterios? 

El Ministerio que dirige Carolina Darias también tiene en cuenta otros indicadores para evaluar el riesgo en el que se encuentra el territorio o el país, como por ejemplo la incidencia acumulada de casos diagnosticados en 7 días, la incidencia acumulada de casos con 65 o más años diagnosticados en 14 días, la ocupación de camas de hospitalización por casos de COVID-19 o la ocupación de camas de cuidados críticos por casos de COVID-19. 

Dependiendo del indicador, también varía la valoración de riesgo asociada a cada uno de ellos. En el caso de la incidencia acumulada a 7 días, el umbral de riesgo “muy alto” se coloca en más de 75 casos , frente a los 150 de la incidencia a 14 días. En el caso de la incidencia acumala en casos con 65 años o más, el umbral es 100 para el riesgo “muy alto”. 

Read Entire Article