Qué está pasando en Brasil con la comunidad gitana: preguntas y respuestas

1 week ago 12

gitanos Brasil

El pasado 13 de julio en el barrio Zé Gonçalves (Vitória da Conquista, Brasil), hubo un presunto enfrentamiento entre una familia de etnia gitana y dos policías en el que dos personas de la familia y los dos agentes murieron. Las causas del conflicto están siendo investigadas, tal y como expone el Instituto Cigano do Brasil (Instituto Gitano de Brasil) en un comunicado

El Instituto Cigano do Brasil denuncia que, desde entonces, los gitanos de esta localidad están sufriendo una persecución por parte de agentes de la Policía. Te explicamos lo que sabemos al respecto. 

¿Cuál fue la causa del conflicto?

De acuerdo al comunicado del Instituto Cigano do Brasil, que ha sido secundado por más de 100 firmantes (asociaciones gitanas del país y diferentes personalidades de la cultura y la ciencia), se desconocen las causas del conflicto por el que cuatro personas han muerto, y de momento hay una investigación en curso.

En conversación con Newtral.es, fuentes de la Fundación Secretariado Gitano, en España, señalan que “a partir de este hecho lamentable, los medios locales y algunos testigos informaron de una serie de actos violentos de represalia contra personas gitanas por parte de agentes de la policía militar”.

¿Por qué se denuncia una persecución al pueblo gitano?

Según fuentes de la Fundación Secretariado Gitano, que está en contacto con varias organizaciones gitanas brasileñas, “varias personas fueron tiroteadas, y seis de ellas fallecieron” desde que ocurrió el enfrentamiento. “También se ha informado de ataques a vehículos y a viviendas de personas gitanas del barrio. Todos estos actos de represalia han creado un ambiente de miedo e inseguridad entre la comunidad gitana del municipio”, añaden dichas fuentes.

Así lo denuncia también el Instituto Cigano do Brasil, que ya ha pedido al Ministério Público Federal y al Ministério Público Estadual “una intervención inmediata”. Aseguran desde este organismo que “se está promoviendo una caza”, por lo que “muchos gitanos tienen miedo de salir de su casa incluso para comprar”.

Juan de Dios Ramírez, presidente de la organización española Unión Romaní, explica a Newtral.es que “hay que investigar lo ocurrido”: “Condenamos la violencia hacia los policías, pero parece que solo se ponga el foco en eso y no en que también murieron dos personas gitanas y en que está habiendo una violencia desmesurada hacia esta comunidad”. 

La Fundación Secretariado Gitano apunta que “la comunidad gitana en su conjunto no puede sufrir las represalias por el incidente que ha suscitado esta oleada de ataques indiscriminados por parte de la policía militar, del que deberán responder únicamente quienes se consideren, en el marco de una investigación imparcial y un procedimiento justo, responsables de los hechos”. 

“Pedimos también al Ministerio de Exteriores que traslade a las autoridades de Brasil el interés de la comunidad gitana española por poner fin a estas agresiones”, añade Juan de Dios Ramírez, de Unión Romaní.

El pueblo gitano en Brasil

En el ensayo Ser gitano y brasileño, la investigadora Brigitte Cairus, de la universidad brasileña Uniasselvi, apunta que el Día Nacional del Gitano fue incorporado en el calendario brasileño de eventos oficiales el 25 de mayo de 2006  por  el entonces presidente Lula da Silva, “celebrándose por  primera  vez  el  24 de mayo  de 2007”.  “Lula  firmó la  iniciativa  en  reconocimiento  a  la  importancia  de la etnicidad gitana en los procesos de formación histórica y de identidad brasileña”, apunta la investigadora. 

Los últimos datos recopilados en este estudio, de 2007, indican que se estima que  “la  población  gitana  en  Latinoamérica,  de  cerca  de 1,5 millones,  está concentrada  en  Brasil,  donde  entre  800.000  y  un millón de habitantes se  identifican a sí  mismos como ciganos (gitanos)” de una población total de 212 millones (datos de 2020 del Banco Mundial). Sin embargo, apunta Cairus, “la cifra total podría ser mayor puesto que muchos ciganos niegan sus orígenes”.

Por otra parte, el pasado 24 de mayo, el Instituto de Cultura Gitana, fundación estatal española dependiente del Ministerio de Cultura, se hacía eco de la campaña promovida por la comunidad gitana brasileña: “Los gitanos llegaron a Brasil en 1554 y piden un Estatuto político que les reconozca y establezca la participación en el poder legislativo y ejecutivo”. 

Es por eso que Juan de Dios Ramírez considera que en Brasil “no hay lugar para el racismo y la gitanofobia, como tampoco en España”. 

Fuentes consultadas

Comunicado del Instituto Cigano do Brasil (Instituto Gitano de Brasil)Fundación Secretariado Gitano (España)Juan de Dios Ramírez, presidente de Unión RomaníInstituto de la Cultura GitanaSer gitano y brasileño: migración, interculturalidad y ciudadanía en el sureste de Brasil, 1936-2007
Read Entire Article